CARÁCTER PROPIO DE LOS CENTROS EDUCATIVOS VICENCIANOS DE ESPAÑA

Nuestra Escuela se define como un Centro Católico, de Hijas de la Caridad, que basa su estilo educativo en el Carisma de sus fundadores, Vicente de Paúl y Luisa de Marillac.

Como Escuela Vicenciana, se compromete a una enseñanza de calidad con un estilo propio, que intenta hacer presente la Buena Nueva del Evangelio a todos, ofreciendo una atención preferencial a los más necesitados.

Tiene como objetivo la formación integral de los alumnos de acuerdo con una concepción cristiana del hombre, de la vida y del mundo; los prepara para participar activamente en la transformación y mejora de la sociedad.

Principios inspiradores de nuestro estilo educativo

  • Opción por los más débiles en su nivel económico, capacidad intelectual u otro tipo de limitación.
  • Vivencia de los valores evangélicos, a través de los cuales revelamos que Dios nos ama.
  • Compromiso por la justicia y la solidaridad universal, con una participación activa en la transformación y mejora de la sociedad.
  • Relaciones y clima educativo basados en la sencillez.
  • Respeto a la vida y a la naturaleza, fo

Acción educativa

Los Principios Inspiradores animan la acción educativa basada en una pedagogía abierta, flexible y constructiva, que se adapta a las necesidades de los alumnos y que incorpora las innovaciones didácticas que la calidad educativa exige. 

En coherencia con estos principios, favorecemos los siguientes aspectos:

Educación integral

  • Desarrollo armónico de todas las dimensiones y competencias del alumno, para que llegue al máximo de sus posibilidades.
  • Proyectamos la educación más allá del aula a través de actividades extraescolares conectando con la vida.

Escuela inclusiva

  • Atiende a cada persona de forma individual, según sus inteligencias, sus intereses y sus progresos.
  • Apertura y formación en el respeto a la pluralidad étnica, cultural y religiosa para promover la integración social

Aprendizaje servicio

  • Compromiso, desde los valores evangélicos, para la construcción de una sociedad más humana y más justa.
  • Análisis de la realidad con sentido crítico.
  • El aprendizaje capacita al alumno para servir mejor.

Metodología innovadora

  • Propuesta pedagógica innovadora y de calidad al alcance de todos los alumnos.
  • Renovación metodológica que motive y despierte en los alumnos el compromiso y la pasión por aprender.
  • Estilo dinámico mediante la continua formación y actualización del profesorado.

Relaciones cercanas y de colaboración

  • Ambiente educativo fraterno que supone sencillez, acogida, confianza y alegría.
  • Presencia de los educadores basada en una relación de cercanía, disponibilidad y con un estilo educativo coherente.

Competencia espiritual

  • Propone, educa y acompaña la experiencia religiosa cristiana.
  • Hace una propuesta explícita de la fe en Jesús y la apuesta por su seguimiento.

Comunidad educativa

La relación constante entre padres, profesores, alumnos, personal de administración y servicio y entidad titular, en ambiente de corresponsabilidad, da coherencia y fecundidad a la acción educativa y contribuye a conseguir un buen nivel de formación. 

La relación constante entre padres, profesores, alumnos, personal de administración y servicio y entidad titular, en ambiente de corresponsabilidad, da coherencia y fecundidad a la acción educativa y contribuye a conseguir un buen nivel de formación. 

Formar parte de la Comunidad Educativa compromete a:

  • Compartir y aportar, con espíritu de servicio, las competencias y habilidades.
  • Construir una comunidad viva en la que todos busquen el bien de los demás.
  • Potenciar la integración y participación de la COMUNIDAD EDUCATIVA, para llegar a ser comunidades abiertas y disponibles.

Cultura organizativa

La cultura organizativa de los centros vicencianos define el estilo de vivir y convivir dentro de nuestros equipos y comunidades, nuestro estilo de trabajo, nuestra forma de afrontar los conflictos, de tomar decisiones, nuestro estilo pedagógico, nuestros métodos, nuestras formas y nuestra estética. 

Por eso optamos por:

  • Una cultura basada en la innovación, la mejora continua, la energía, las personas y los equipos.
  • Estructuras multidireccionales, de alto rendimiento, basadas en la autonomía de las personas.
  • Un paradigma asertivo para afrontar los conflictos, que refuercen lo positivo y potencien la negociación.
  • Equipos orientados a las sinergias, formados desde la confianza personal.
  • Centros con inteligencia emocional, que mejoren el bienestar y el crecimiento de todas las personas, no sólo de los alumnos.