En líneas generales las escuelas o colegios vicencianos dirigidos por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl tienen su origen en Francia en el siglo XVII. Luisa de Marillac, sensible ante al abandono educativo de los campos, se siente llamada a remediarlo. Así para la educación de niños y niñas de los pueblos campesinos de Francia organiza las escuelas parroquiales de la Caridad con jóvenes seglares de buena conducta que ella prepara debidamente como pedagoga y formadora.

En 1641 Santa Luisa organiza la primera escuela vicenciana en París y anexa otra para la formación de maestras. Al poco tiempo ya eran trece las escuelas parroquiales dirigidas por las Hijas de la Caridad fuera de la capital.

Tras un siglo de expansión de las obras de la Compañía, en 1792 las primeras Hijas de la Caridad llegan a España y se establecen en las escuelas gratuitas de San Vicente de Paúl de Barbastro, creadas por el ayuntamiento como consecuencia de la Real Cédula de Carlos III. Y progresivamente la escuela vicenciana se va extendiendo por todo el territorio español.

Así en concreto en Algeciras en 1917 se establece la Compañía, año en que comienza la andadura del Colegio el 21 de junio de dicho año, cuando con tan solo dos Hijas de la Caridad se empezó a reformar y preparar la finca que Dña. Antonia Cassigney y Bonanny regalaría a su sobrina sor Dolores para el bien de Algeciras, como ella misma quería.

“Colegio Beneficiencia san Antonio” sería su primer nombre en memoria de la señora donante…, más tarde “Colegio la Gota de Leche” (por repartir leche en polvo para mitigar las necesidades del momento) pero finalmente tomaría el nombre de “Huerta de la Cruz” por hacer honor a la huerta que gracias a su arriendo sustentó los primeros años de funcionamiento y a la cruz que había en el centro del terreno.

Este lugar ha sido a lo largo del tiempo un hogar de caridad, de amor, de evangelización funcionando como obrador, internado, ropero para personas necesitadas, escuela hogar para madres… pero sobre todo centro de educación para formar a los niños y niñas. Con 50 alumnas se comenzó pero pronto se contarían en centenares y hoy en millares los niños y niñas que han pasado por aquí.

Con esta breve reseña no sólo queremos recordar el pasado, sino también contemplar con satisfacción el presente y, sobre todo, proyectar con ilusión el futuro. De tal manera que avivemos el entusiasmo recogiendo los frutos de nuestra historia y sigamos educando y evangelizando desde el carisma vicenciano para dar respuestas creativas a los nuevos retos educativos.

AÑO 1917

«Huerta de la Cruz» en Algeciras, comenzó a funcionar como colegio el 6 de agosto de 1917.

El edificio, que había sido la casa de Dª Antonia Cassigney y Bonanny, fue heredado por la sobrina de esta (1915) que pertenecía a las Hijas de la Caridad.

La Congregación lo reparó y lo puso en funcionamiento al servicio de los necesitados y siguiendo las enseñanzas de sus fundadores.

AÑO 1931

En 1931, las hermanas tuvieron que huir y el colegio fue abandonado hasta que terminó la guerra civil española.

Cuando regresaron tuvieron que ayudar a mitigar las necesidades que había en la zona, repartiendo productos de su propia huerta y leche en polvo.

Por ello muchos mayores recuerdan al colegio como “La Gota de Leche”. Además tuvieron que ampliar sus instalaciones, por el gran número de niñas necesitadas que acogieron.

AÑO 1955

En 1955 el colegio contaba con 350 alumnas externas y 40 internas.

Se mantienen con productos de su propia huerta y de otras personas solidarias que las ayudaban.

Ponen en marcha un ropero para pobres y una escuela hogar que ayudaba a madres jóvenes necesitadas.

ACTUALIDAD

El colegio ha ido adaptándose a los diferentes cambios hasta la actualidad. Hoy es un centro concertado que cuenta con las etapas de Infantil, Primaria y Secundaria. Posee unas excelentes instalaciones y zonas verdes o al aire libre, para el disfrute de sus más de 700 alumnos.